31 de octubre de 2009

Una bendición irlandesa

En un día como hoy deseo enviarte esta bendición.

No te deseo un camino sin nubes (porque las nubes protegen de los rayos del sol)
Tampoco una vida en un lecho de rosas,
Ni que nunca tengas que arrepentirte de nada (porque eso significará que has vivido)

Ese no es mi deseo para ti.
Mi bendición para ti es...

Que seas fuerte en tiempos de prueba, cuando el destino coloca cruces sobre tus hombros,
cuando hay que subir montañas y cruzar ríos,
cuando parece que la esperanza apenas brilla,
que cada regalo que la vida te traiga pueda crecer y multiplicarse a tu lado,
y que el don de la alegria te alcance a ti y a todos los que te quieren,
que siempre tengas un amigo que merezca ese nombre, en quien puedas confiar y te ayude en los momentos difíciles, que desafíe las tormentas y la vida diaria a tu lado.

Ese es mi deseo para ti, ahora y siempre


No hay comentarios: