31 de octubre de 2009

¿Qué es el amor auténtico?

El amor auténtico consiste en elegir a tu pareja tal y como es; poner toda tu energía al servicio de esa elección y hacer que esa relación sea mágica, en vez de buscar razones por las que no pueda funcionar. Amar es apoyar a tu pareja en sus elecciones, animarle a que lleve a cabo los deseos de su corazón y a perseguir todos sus sueños. Es elegir cada día amar a esa persona por quien es y porque es importante en tu vida, porque la importancia se la damos nosotros con nuestra elección.

Es respetar los puntos de vista de tu pareja y desear lo mejor para ella. No se trata de controlar o de poseer, sino de respetar y de confiar en su camino personal en la vida. Implica conocer tus límites y respetar los de tu pareja; tender la mano aún cuando no lo desee, hablar en vez de suponer, o preguntar en vez de aventurarte a sacar conclusiones. Es solucionar problemas en vez de pelear, pelear en vez de abandonar, y permanecer juntos por encima de todos los malentendidos, las heridas y las decepciones, sabiendo que no hay nada que no pueda resolverse si existe un compromiso mútuo. Es permanecer firme cuando querrías abandonar y mantenerse fiel a ese compromiso para solucionar los problemas.

Significa enfocar tu atención en aquello que aprecias y por lo que te sientes agradecido. Significa centrarte en las soluciones y no en los problemas. Significa enfocar tu atención en tu pareja y demostrarle cada día lo mucho que te importa. Significa apreciar a tu amado y no infravalorarlo jamás.

El amor auténtico es vivir sin juzgar, para crear un clima de seguridad en el que podais deciros mútuamente vuestra verdad. Es vivir cada día junto a tu pareja como si fuera el último. Es la voluntad de ser tú mismo y convivir con tu pareja en armonía.

¿Como es una buena relación?

Se acomoda y se inclina ante las necesidades y los cambios fluctuantes de la pareja y sabe hacer frente con soltura a las dificultades. Las dos personas se comprometen a evolucionar y crecer en sus respectivas sendas vitales, respetando e incluyendo la del otro.

El juego del Amor, Chérie Carter-Scott

No hay comentarios: