20 de noviembre de 2009

¿Quién pone los límites?



Y ahora párate un momento....¿cómo te sientes? ¿Bien, es una historia de superación?¿Mal, es una historia de desgracia? No te juzgues, no vale la pena, estás tú a solas con tus sentimientos. Atrévete a observarte con honestidad y te conocerás un poco mejor.

¿Y si tuviera los brazos escondidos debajo de la camiseta, cambiaría eso lo que sientes ahora mismo?

No hay comentarios: